SOCIEDAD: De temblores y seísmos.

17_W_grieta

“¿Qué demonios está pasando?” se preguntaría Camus si levantara cabeza. Y no dudo de que encontraría respuestas. Las noticias y en general el estado de las cosas que está viendo y viviendo la sociedad española no es un caso patológico propio a la piel de toro y únicamente a nosotros. Es la enfermedad generalizada que afecta con particularidades diferenciadas cada parte del mundo. Los terremotos previos al gran seísmo. Mientras España acaba de quitar la venda a esa hemorrágica corrupción que ahora nos deja sin sangre, Francia se replantea una refundación del socialismo y Estados-Unidos se ahoga en sus llantos del “hope” moribundo. Portugal en bancarrota se asfixia y Alemania ve el vacío bajo sus pies mientras Rusia sigue sumiendo media vieja Europa en una crisis política y económica. ¿Y África? África se sigue muriendo… ¿pero a quién le importa África, verdad?

Parece que realmente se cumpla la copla de que el gobierno ya no gobierna y los partidos son todos iguales. No por convicciones, sino por obligación. Las pocas diferencias políticas que se aplican sólo afectan la vida social y esas cosas que van desde el aborto hasta las ayudas de subsidio. Lo demás, el gordo de lo gordo… nada. Nuestros gobiernos, sean socialistas, liberales, progresistas, con un elefante o con un burro, ya no parecen poder pintar nada. Se han quedado sin tinta, y sin pinceles. Aquí sólo parece mandar una cosa: le fric. Y como dice la canción, “le fric c’est chic”, hasta el punto que manda la pasta y sólo la pasta.

Así que aparecen partidos nuevos; unos más claros (y con capirotes), otros más oscuros. Pero todos comparten el extremo; el extremo que hace frente a otro extremo: ese en el que estamos sumidos, el neoliberalismo pues. Y nos encontramos en medio, los moderados (que no chaqueteros) y nos damos cuenta que incluso en casa la cosa está fatal. Te entran arcadas entonces, y ganas de vomitar toda esa basura que contiene nuestra sociedad tan bien pintada pero tan mal podrida, que día tras día te hace ver que la sin razón quel dinero insufla en las mentes de los más cuerdos te lleva a tener poco a poco, que aceptar que sólo existen dos vías y ningún justo medio. Elegirlo es otra historia, y esta, la de todos, no sé cómo demonios acabará, pero desde luego estoy seguro de dos cosas: que Camus estará más feliz ahí donde esté, y que los temblores anuncian un gran seísmo.

Anuncios

Una respuesta a “SOCIEDAD: De temblores y seísmos.

  1. Pingback: Cinismo | Demasiadas palabras·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s