POLÍTICA: Primarias abiertas socialistas con copa de Merlot


Las primarias abiertas en el PSOE estrenadas por su federación valenciana es un paso más hacia una mayor participación de la sociedad en la vida orgánica de su partido y sobre todo, hacia su interés por la política. Así, aunque este gesto – no diré tímido porque para nada lo ha sido- novedoso parezca algo “verde” , la intencionalidad de los socialistas está presente y se demuestra esa voluntad de apertura y renovación del modo de hacer política.

Desgraciadamente no todo el mundo se da cuenta de ello empezando por los propios socialistas. Algunos de ellos, más allá de ver la oportunidad en estas primarias de desarrollar una nueva metodología en el modo de hacer política y de ofrecer a su partido y a la sociedad en general un verdadero debate de ideas, entienden que estas primarias son la ocasión para crear recelos, fomentar la crispación o sencillamente, sacar a la luz con titulares truculentos lo que muchos ya sabemos y no necesitamos escuchar ahora. Es simple: si hablamos en serio, hagámoslo de verdad; de lo contrario, si jugamos a “quién mea mejor”, entonces no hablemos de pretensiones y ensuciemos la posibilidades de futuras generaciones que quieran hacerlo.
El cartel con Toni Gaspar andando por el parque Jurásico podría quedar en una anécdota si no fuera porque algunos de nosotros queremos tomarnos la política en serio y creer que, en España, tenemos la capacidad y los escenarios suficientes para desarrollar una verdadera confrontación de ideas internas – que no reproches irónicos propios del populismo del siglo XVI- para ofrecer lo mejor del socialismo – en este caso- a nuestra sociedad. Un partido tiene que crecer, y crecer de verdad. Y para ello lo tienen que acompañar las personas, sus líderes y los medios de comunicación. En cada uno de nosotros recae la responsabilidad de hacer que no nos tiemble el pulso a la hora de hablar de la seriedad de nuestros políticos y de sus políticas, y recordar que, a pesar de tal vez perder un batalla, la mejora de esta sociedad requiere de una guerra de ideas incesante.
No creo en la mala intencionalidad de los que hayan sacado ese cartel (que dicho de paso es bastante feo); creo en la torpeza de quienes lo han hecho y difundido. Criticar no significa escupir en la cara de tu compañero, sino mostrarle lo que hace mal para mejorar. Y… es cierto, la candidatura de Ximo Puig ofrece una impresión de cansancio en algunos momentos y de descatalogación por falta de juventud. Pero al igual que el vino, la madurez de este político aporta la seguridad, experiencia, realismo y sobre todo, humildad, que algún que otro vino jóven, no ofrece. A buen entendedor…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s