SOCIEDAD: Y VALENCIA CRECIÓ…

valencia_nubladaValencia era eso; una tierra, un país dentro de otro, una sociedad abierta a los ‘forasteros’  pero cerrada a los cambios. Una capital en el 36-37 y un símbolo del milagro español en los últimos decenios. Pero todo quedó en eso, en una olla express que aguarda mucho y va expulsando la presión del vapor con medida para que no explote. Se vivía en un mundo diferente, como el de Noddy, con historias imposibles pero sin una gota de sangre sobre la palestra. Las fallas crecían por las calles y los fuegos artificiales alumbraban un pozo en el que todos mirábamos hacia el cielo sin querer ver cómo el fango en nuestros pies iba arrastrando nuestra dignidad. “Senyor pirotecnic pot començar la mascleta”, y entre risas y pitos, Valencia, joven y pletórica, bailaba y reía al son de la despreocupación. Lo que podía ocurrir estaba de más, y nuestros patricios, apoyados por los centuriones y algún que otro poder, respondían a los deseos de una mayoría que no quería saber eso que ‘está de más’. La preocupación no debía expandirse por los subterráneos de metro valencia, y nadie podía en nombre de la felicidad y de la cohesión social, venir a romper la calma con pelotazos inverosímiles y desvíos de fondos y honestidad. Por eso… por eso era tan importante no tener solo un helicóptero para la visita del Papa, sino dos, por si el primero fallaba y nuestra sed de cristianismo y amor al otro no podía verse recompensada en esa pantalla tan nuestra. ¿¡Y qué mas daba si morían 43 personas en la previa?! Por eso nadie podía dudar de nuestra obra arquitectónica con aires de artes y ciencias, ni en esa promesa de vuelos internacionales y visitas a Castellón gracias a la grandeza de un ciudadano ejemplar. ¿Quién sería capaz de quitarle ese caramelo al niño que tarda en crecer? Para eso estaba la banca. Nuestras cajas tan nuestras y maravillosas, para sacar el talonario y dar pie a la grandeza de una mentira con las patitas algo menos cortas de lo que quisiéramos. Pero Valencia creció. Cuando las fallas costaron un 21% más y que algunos no tenían ya ni para comer churros, Valencia creció un poco más. Cuando los vuelos no llegaron, los cuatro trajes de algún que otro costaron casi tanto como lo que dábamos a las ONGs que nunca recibieron nada, Valencia creció. Cuando algunos conducían coches de fórmula 1 mientras todos los demás cerrábamos las fábricas de coches por no poder comprarlos, tras eso Valencia creció. Creció hasta explotar en esa crisis juvenil que se llama pubertad, cuando las porras ya no se comían sino que se sentían, y los muertos iban desbordando los cajones de consellerias y otras instituciones. Cuando la prostitución del periodismo llegó al límite en el que sus clientes ya no tenían dinero para pagar y sus servicios estaban ya de más. Cuando la ingesta de toda esta porquería ya no encontró médicos suficientes y la dependencia quedó anclada, ahí entonces creció Valencia; los que fueron acallados durante años, víctimas de sus principios honestos se encontraron con los que callaron durante años, víctimas de sus principios egoístas. Creció cuando los valencianos vieron en la caja tonta que todo lo hace más real, que la peli ya había acabado y que les quedaba mucho por crecer y ser una ciudad avanzada, democrática, transparente y al servicio de sus ciudadanos, de todos ellos. Creció hasta el punto que se dio cuenta de que la estupidez tenía cabida hasta entonces pero de que había llegado el momento de, a través de sus ciudadanos, ser otra cosa que un niño malcriado y estúpido. Más vale tarde que nunca, pero vayamos con cuidado; en este punto de inflexión, todo se juega, crecer y ser un una comunidad y sociedad madura, o seguir siendo un niño necio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s