ESPAÑA: Una bomba de relojería

330_1358418029pp-luis-barcenasLas grandes palabras de la Señora Cospedal en Onda Cero y la Cope no demostraban su integridad y gran preocupación por la corrupción – que espero que también – : demostraban la amplitud del problema con el que se acaba de encontrar el PP y el gobierno. Una bomba de relojería que explotará en breves y con la cual sabremos, al igual que en un Cluedo, quién ha mentido y quién no. Ahora mismo no tenemos nombres y está claro que nadie va a decir “sé quién lo hizo”. No es cuestión de proteger, sino de no culparse de encubrimiento. Pero aún así quedarían muchas preguntas pendientes que tendremos tiempo de plantear otro día, como: “que habría sido de todo esto si a Barcenas se le hubiese echado una mano desde el gobierno para aligerar su paso por la cárcel” … Pero volvamos a lo que les decía; una bomba de relojería no solo porque es lo que menos necesitaba el PP ahora mismo, si no por dos razones más. La primera, porque nuestro país está cansado – aunque haya abierto los ojos apenas ayer- de tantos casos de corrupción. El gobierno sabe que España no necesita precisamente esa gentuza ni ahora ni nunca; pero menos aún ahora.La segunda razón es que esa lista de “corruptos” que bien saldrá a la luz a través de periodistas, de la investigación (sea la que sea), o del mismo Bárcenas, conlleva la posibilidad de que salga expuesto algún que otro cargo institucional ahora en el poder… y tampoco es lo que necesita ahora el gobierno. Lo temen y lo sabemos. Algo va mal en casa.

Ahora bien, que nadie se equivoque con la necesidades y con las obligaciones; que no necesitemos esa clase de gente ahora, no significa que no esté en su obligación tanto el partido popular como Hacienda y la administración judicial, de buscar, sacar a la luz y condenar, a cualquier responsable de esas tramas de corrupción que desangran nuestro país.  Cuanto más pronto se ponga en marcha la investigación, y cuanto más transparente sea la colaboración del Partido Popular, antes habremos parado los pies a unos cuantos parásito de esa sarna. A partir de ahí, como dijo la Señora Cospedal, que cada uno aguante su vela.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s