ESPAÑA: ASESINATO A SUELDO

Lo de RTVE es un asesinato a sueldo. Se sabe lo que se quiere, se nombra un sicario y se va liquidando a los que no queremos. Empezamos con la cabeza más visible pero menos conocida, y una vez que ha sido repuesta por un troyano, vamos cortando las demás que nos llevan tiempo incomodando. El paralelismo es más propio de una novela negra, pero lo que hace ahora mismo el gobierno de España es lo propio de un estado dictatorial, similar al de los putins, chavistas y ahmadinejistas. Y quizás así sea. Solo debamos esperar ver desfilar cada dos por tres la legión extranjera en TVE y escuchar entonar el cara al sol en la radio en las señales horarias. ¿Alguno de ustedes piensa tal vez exagerado tal posibilidad? Pregúntense pues en qué tipo de país un gobierno liquida de manera tan flagrante y sin miramientos la cabezas visibles (y audibles) de unos servicios informativos públicos críticos y con la calidad que respaldan todos los premios conseguidos en los últimos 8 años, sin como mínimo una comisión de investigación parlamentaria. A decir verdad no se entiende cómo el gobierno de España sega de tal manera presentadores y locutores con una audiencia en alza; no se entiende cómo el gobierno actual trata de recortar cada vez más económicamente la calidad de nuestro ente público hasta lograr el desinterés de los espectadores. No se entiende cómo Madrid acalla las voces más críticas con la situación actual y se esfuerza en apagar los focos para la reflexión ciudadana. No se entiende a no ser que tengamos en cuenta que el gobierno actual trata de controlar como puede los medios de comunicación públicos para que no se sepa lo que ocurre en España y le surja la idea a la población de preguntarse si “esto es normal”. Y esto es peligroso. Lo es. No solo porque así comienza la manipulación informativa que deja sitio a la propaganda; sino porque también se demuestra que nuestro etiquetado “estado de derecho” demuestra carecer de diques de retención que impidan jurisdiccionalmente esa propaganda.

Lo que está pasando en España actualmente es lo propio a un estado autoritario con a su cabeza un cacique. No solo por el control de sus medios públicos… sino por el control de su población que está llevando a cabo a través de mentiras, presión y miedo, y  recortes en los servicios esenciales que llevan a tener una sociedad culta y avanzada.  Estos tiempos son para RTVE, y lo veíamos venir, pero es el colmo.  Y que no quepa duda que les pasa esto por lo rojo que algunos digan que son sus presentadores… sino por lo molesto que han mostrado ser. Esto es, no solo en países tercermundistas los periodistas sufren presiones que van en contra de la Libertad de Expresión. En el nuestro también; que triste que nadie parezca darse cuenta de ello.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s