EUROPA: HOY LLEGÓ EL DÍA

Ha llegado el gran día. Llevábamos ya varios en el que las señales eran más que evidentes y la razón por la que se quiere hacer creer que nada está aún determinado es que la transparencia política que venimos conociendo desde hace unos cuantos años ya, es la que es. Al igual que en la película dirigida por  Shyamalan, hay “Señales” que no equivocan y que deberían hacernos llegar a una posibilidad más que factible: que Grecia ponga en jaque y mate  a todo el sistema económico Europeo. En primero fueron esos planes ocultos que llevan ya meses gestándose por si Grecia abandona el euro; luego fue la salida del grupo Carrefour del país y el posible abandono por parte del Crédit Agricole de su filial helena. Y ayer, Ban Ki-moon nos hablaba de salida masiva de fondos. Hoy ya es el día, el gran momento del eurovisión griego en el que se van a atribuir los puntos. No voy ahondar en las consecuencias de un voto izquierdista y las posibilidades sobre que pasará después. Prefiero explayarme sobre otras cosas que me han llamado mucho la atención. Miren, llevamos tiempo escuchando decir que Grecia no debe salir del euro, que somos una piña y que como tal, ningún cogollo por muy podrido que esté – y por muy mal que lo este pasando su gente- debe de caer solo. Una intención supuestamente buena pero que reviste el miedo a pérdidas millonarias que acarrearía tal posibilidad. Los 140 millones de euros – fondo en parte bloqueado que seguirá siéndolo en caso de no seguir con el programa de austeridad-criminal – bien valen una misa y unos cuantos mensajes de solidaridad. No se engañen, detrás de el “no os dejaremos caer” está el “no os dejaremos hundirnos”. Estas ayudas que parecen más a las “prime” y “subprime” de su momento –siendo Grecia un valor “Equity”- solo demuestran la irresponsabilidad de nuestros gobernantes en materia económica y la fragilidad de un sistema interesado y incoherente. No busquen originen teórico más allá de ese término, “irresponsabilidad”. Merkel – como lo he podido leer en algún tuit- se ha logrado algo muy difícil de hacer: tener ya la misma reputación que G. Bush hijo. A la única diferencia que esta “tipa” conservadora y sin miramientos por otros intereses que no sean los de su país – y en su sentido más reducido- no solo dice tonterías – en serio-. Cuando Merkel habla de la mediocridad de la gestión europea – que podríamos extender por ende a la mediocridad de todos nuestros políticos y sus asesores, desde el banco nacional al europeo- tiene toda la razón del mundo. Europa no está dirigida ahora mismo por banqueros… o al menos, por banqueros y punto. No no no… Europa está dirigida por banqueros y de los malos. De esos que no saben nada. De los que cuando vas a hablarles de hipoteca te cuentan de dividendos. ¿Y acaso leer esta afirmación le parece ultraje o le provoca una subida de sentimiento patríomasoquista? Abróchense. Europa no necesita medidas “dignas” de salir de la calle “Barbès” y tomadas con rapidez haciendo caso a los mismos que dirigían Lehman Brother, Fitch o el consenso de Washington. Europa necesita dirigentes responsables, interesados por sus pueblos y capacitados para una tarea tan difícil que es reparar los errores de una orgía económica que ha rozado la violación, y dibujar – o redibujar- un sistema económico con los límites que cualquier mente decente no traspasaría. Pero esto, cuesta hacerlo – y tanto si cuesta-.

Grecia va a elegir su trayectoria para los 20 años que vienen. Ahora que su pueblo no puede comer ni pan, acariciado por la

Representación de Áquiles, herido a muerte en su talón.

mirada perversa de los que se han hecho aún más ricos, tal vez entiende el error de haber sido él mismo tan irresponsable que sus políticos. Pero la irresponsabilidad no se acaba ahí, y al fin y al cabo, se hace palpable en los otros pueblos como el nuestro que a falta de ser ricos, lo quiso creer – pueblos que ahora, estúpidamente confunden garantías sociales con privilegios insostenibles y legitiman recortes donde no los debería de haber-. También se hace palpable dicha inmundicia mental en otras tierras que a falta de estar sin comida ven peligrar su sistema económico y no exigen explicaciones y responsabilidades a su dirigentes políticos.

Siendo más pragmático, España debería haber abierto un debate nacional, una discusión sobre nuestro futuro y sobre todo, sobre lo que está pasando, buscando las responsabilidades donde las hayan – y créanme que las hay- y cuestionando todas esas porquerías que se recomiendan desde la troika y que aceptamos tales “unas putas en su lecho de trabajo” porque la pasta es lo único que interesa. España, con tantas cabezas pensantes y ciertamente ilustres que tiene, debería de invitar a una reflexión real, a un “rompe ideas” para encontrar soluciones que vayan más allá que las 3 o 4 ideas de unos cuantos pocos. La Unión Europea en general tendría que buscar soluciones con cabezas que en algo como ser premio nobel de economía se diferencia de Christine Lagarde y sus acólitos. Sabe, creo que nos equivocamos tanto sobre quiénes somos, quiénes pensamos que son buenos consejeros, y sobre todo, sobre quiénes queremos ser. Y en ese sentido, Grecia se habrá equivocado en innumerables puntos; pero espero – como europeísta demócrata “de verdad” que me considero- que elijan de una vez por todas, quiénes quieren ser, con todas sus consecuencias y con o sin, esta Europa que ya no es la de las estrellas. Hoy llego el día; pero desde luego, sea cual sea el resultado, sé que ni comeremos mejor esta noche, ni dormirán peor mañana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s