ESPAÑA: EN LA DIRECCIÓN INCORRECTA

Se están equivocando. Claramente. Y no es algo nuevo y me mantengo en mi posición de pensar que la austeridad solo ayuda a un cierto sector de la economía pero no a nuestra sociedad. Aún cuando estaba el señor Zapatero era -yo mismo- de los que pensaba que no hay que recortar a todo campo dejando huequetes improductivos. Si usted no pretende reactivar la economía nacional, la innovación, la industrialización, la diversificación de sectores, el nivel educativo, la calidad sanitaria, la inversión nacional y como no, el empleo: pues siga recortando. No es una iluminación mía, no pretendo ser economista y ni tan siquiera analista; pero actualmente se está aplicando una política de “austeridad” que parece más una eutanasia a fuego lento que una cura a nuestra crisis. Miren ustedes, les he dicho que no soy economista pero sí periodista: en 1980 se lanzó una estrategia económica en 98 países en vía de desarrollo llamado “consenso de Washington”. Se trató de 10 medidas estructurales y de estabilización – ¿le suenan esas palabras, verdad?- que diversas instituciones financieras internacionales (IFI) establecieron y obligaron a esos países ha adoptar – a cambio de ayuda financiera- para supuestamente lograr un desarrollo de sus economías. En realidad el objetivo era doble de cara a esos estados pobres: ponerlos bajo tutela económica e impedir el avance del socialismo a favor del capitalismo.  Entre otras obligaciones, esas medidas contemplaban, la austeridad presupuestaria, tasas de intereses fijadas por los mercados,  reducción de las subvenciones estatales en vez de elevar la presión fiscal, la privatización de la mayoría de las empresas públicas, y la desreglamentación de las iniciativas económicas. Unas medidas que en mayor o menos medida encuentran su semejanza con las actuales políticas del gobierno español – como no, avaladas por esas mismas IFI-. Los resultados de este consenso de Washington, y estudiado científicamente por el centro de economía del desarrollo de la universidad de Bordeaux IV (Francia) durante 20 años, dejaron claro dos cosas. La primera, que esas medidas no funcionaban y más allá de no mejorar la economía del país reducían la calidad de vida de sus habitantes (aquí no sea habla ni de bienestar social). Se demostró que los países que siguieron al pie de la letra lo que organismos como el FMI recomendaban no vieron ni el más mínimo índice de dinamismo de sus economías y seguían estancados en la pobreza y la corrupción que suele surgir a menudo en esos casos. La segunda cosa que dejó claro el informe y que como mínimo despierta sospechas, es que mientras  el jefe de orquesta, Estados Unidos, recomendaba todas estás medidas, él mismo no  se las aplicaba cuando pasaba por alguna crisis económica – todo lo contrario, dejaba que se dispararan sus gastos a favor de la inversión y los sectores de la innovación y la educación-.  No quiero entrar en la pregunta de por qué EE.UU y los IFI preconizaban una cosa pero hacían todo lo contrario; solo quiero llevarles a ver la semejanza con dicho periodo y de qué modo actualmente el gobierno de España se está equivocando y permite que las instituciones extranjeras – movidas por los libres mercados económicos medio especulativos- controlen nuestra economía y nuestras políticas nacionales. Si creen ustedes que estoy equivocado en mi comparación con países como Hungría, pues eche la vista a Italia y pregúntense quién controla realmente el país vecino. La solución a nuestra crisis no pasa por los recortes. Es más, EE.UU que también está actualmente pasando la misma crisis económica no tiene la mira puesta sobre la austeridad sino sobre la inversión -cuando no ha dejado hasta hace poco de recomendar todo lo contrario- ; ya llevan meses pasándose el déficit por el arco de triunfo. Si el señor Rajoy, De Guindos, Saez & co. siguen por esta línea, no solo se ganarán el comparativo con el gobierno de Menem, sino que además lograrán hacer que España sea un estado totalmente capitalista y no tenga ya ni la más mínima huella del tan buscado “estado del bienestar social”.

Anuncios

2 Respuestas a “ESPAÑA: EN LA DIRECCIÓN INCORRECTA

  1. Tenes razón los países de sudamérica aportaban a los bancos Yankies más de 120bn de dólares al año en concepto de interes.

    Esta fue la salida que encontró el sistema financiero de USA para obtener grandes ganancias en momentos que USA entraba en crisis y dejaba de ser rentable.

    Como los países de sudamérica se cansaron del fraude lo expandieron a otras latitudes.

    En 3/5 años muchos países de la UE terminarán como Argentina en el 2001.

    • Sí, llegamos a un nivel en el que se paga más por la deuda que por devolverla. Es triste, pero creo que tu paralelismo con lo que pasó en Argentina está totalmente acertado!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s