SOCIEDAD: LOS VENCEDORES SON LOS QUE ESCRIBEN LA HISTORIA

Vergüenza y rabia. Esos son los sentimientos que me han venido a  la cabeza hoy al ver conceptualizarse el deseo de una parte de nuestra sociedad española que no sabe – o quiere- ver en RTVE la labor de hombres y mujeres deseosos de realizar un trabajo objetivo y dedicado exclusivamente a la información. Estoy frustrado hoy, no tanto de ver cómo el Partido Popular a hecho volar por los aires unas garantías sustanciales de la máxima gestión de nuestra corporación pública, sino cómo ha respondido favorablemente a esa sed sanguinaria de pocos ingenuos extremistas que no aceptan una radiotelevisión pública y honesta. El anhelo de noticias falaces que solo respondan a una necesidad hormonal que toma raíz en una patología que singularmente – a pesar de ser muy común- podríamos llamar fanatismo moral, hace que un segmento de la sociedad respaldada por políticos que tal vez se verán en un papel secundario de Goebbels, logren sus objetivos. Me irrita ver cómo se desprestigia esa -nuestra- radiotelevisión que millones de españoles siguen a través el país y el mundo, acuñándola de propagandística y partidista. Me cuesta creer que la misma RTVE que informó ahí dónde se le pedía ser objetiva y debatió cuando se le solicito ser argumentativa, ahora sea la deshonra de los ilustres pensadores de la derecha más reaccionaria. Que uno quiera escuchar y ver lo que quiere oír le corresponde a él: existen muchos medios de comunicación que se dedican a la propaganda. Pero que quiera generalizar dicha posibilidad a un medio que busca – tanto en su estilo cómo en su contenido – relatar la realidad tal y como es, nos afecta a todos. Decir, al igual que se viene haciendo desde hace ya meses -gracias a comentarios como los de la señora Cospedal o Aguirre- que RTVE es imparcial, es insultar la inteligencia de los radio-telespectadores tanto como la de los periodistas.

No quiero de un medio que me diga lo que me gustaría oír – para eso ya tengo mi ilusión- sino un medio que me traiga la realidad tal y como es, sin consideraciones que no respondan claramente a la ética o a los intereses de los espectadores. Son ya muchos meses los que se critica tanto a una periodista como a tal otro, objetando que no nos gusta lo que pregunta; pero cabe recordar que las preguntas más difíciles para nuestra sensibilidad no son causadas por falta de rigor o ideologías contrarias a las nuestras, sino por el puro interés en contestar a las verdaderas preocupaciones. Y si duelen las respuestas no serán por culpa de quienes realicen las preguntas, sino por quienes las contestan. RTVE ha evolucionado, ha seguido una linea que muchos tachan de “izquierdista” pero que solo reposa en un enfoque claramente periodístico y por ende, “humanista” – nos cueste aceptar la connotación semántica que pueda tener la labor del que quiere transmitir la realidad para intentar mejorarla-. Si el Partido Popular o quién quiera que sea, por afinidad al decreto-ley que se ha aprobado, desea conocer, o gozar las estupideces de un NO-DO moderno, que venga a Valencia y encienda la televisión. Ahí tendrán ustedes una televisión que sin necesidad de tener una plantilla de periodistas derechistas, saca adelante un sumario diario adulterado y incompleto. Quiero una RTVE profesional, centrada en aclararme las medidas de los conservadores y denunciarme los errores de los progresistas; no busco un medio que le baile el agua a mi ideología. Y por esa razón dejo la advertencia en al aire de que, a falta de ciudadanos que no acepten lo que ocurre en España sin decir nada, algunos pueden estar tentados en cambiar lo que deberían de ver por lo que tienen que oir!

Anuncios

3 Respuestas a “SOCIEDAD: LOS VENCEDORES SON LOS QUE ESCRIBEN LA HISTORIA

  1. Dicho queda: “LOS VENCEDORES SON LOS QUE ESCRIBEN LA HISTORIA” El problema es cuando alguien pierde y no puede seguir contando sus aventuras. ¿Acaso hay que seguir sifriendo el acoso guerracivilista al que nos tienen sometidos constantemente? Hasta ahora hay dos o tres películas españolas que no nos cientas las batallitas del siglo pasado, y es muy posible que se conviertan en buenas películas. ‘Quien se queda mirando el camino recorrido, pierde de avanzar en el camino que le queda por recorrer’.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s