ESPAÑA: El tonteísmo

No la busquen, es una palabra nueva. De todos modos no sería necesario buscar su definición ya que su construcción deja entender su parte semántica con facilidad. Los españoles (llamados así los que vivimos en España) padecemos de tonteísmo. Una extraña afección fechada en el principio de la edad media en la cual se pensaba que la tierra era plana, y que provoca trastornos como mala percepción de la realidad en algunos, euforia exagerada en otros y incluso, (todo lo contrario) abulia en muchos. Lo peor de esta patología social es que es transmisible y que parece ser que no exista remedio eficaz (sencillamente porque el paciente no quiere reconocer su problema). 

Estamos en un mar de incógnitas que sobrepasa el entendimiento general y que deja Europa al borde del abismo. Esta Europa económica, social, fuerte y de oportunidades con la que soñaron muchos como Monnet y Schuman parece estar siendo sentenciada. Decidiéndose este fin de semana el trayecto que tomará la vida (larga o corta según lo que resulte) de nuestra comunidad aquí en España estamos igual que los andaluces según los catalanes, tranquilos y sin preocupaciones. Debatimos un poco el estado de la nación, le quitamos mérito a la lucha contra E.T.A y nos quedamos criticando lo que uno a hecho sin darnos cuenta que estamos nosotros de brazos cruzados. ¿Hola, hay alguien ahí? ¡Pero que demonios es esta sociedad y estos políticos! Nos estamos jugando el todo por el todo en Europa y lo único que hacemos, tontos de nosotros es comentar lo que dice Sarkozy del trabajo de Zapatero; por el amor de dios, ¿ y queremos ser un país motor en Europa cuando ni tan siquiera estamos jugando a las cartas? Todo el mundo en la U.E ve lo que pasa pero entre gritos y pitos, los españolitos hacemos por una vez algo a la vez, decir adiós a la U.E !

Aún así no pasa nada, nosotros seguimos rumiando, criticándonos unos a otros y guardando posiciones ideológicas anticuadas sin espacio para la tolerancia y la verdadera reflexión. La gente de a pié decimos que la U.E ha sido un lastre para nuestra “potentísima” nación sin acordarnos que somos el país que más ayudas comunitarias ha recibido para salir de la subdesarrollada situación económica y social en la que estábamos. Rehacemos el mundo charlando y combatiendo con palabras pero quedándonos sentados y haciendo creer que somos actores importantes de la Comunidad Europea, del mundo y más allá de las estrellas. La verdad es que esto parece más el belén de navidad que una democracia activa con políticos comprometidos. A los que le gustan el rugby sabrán encontrar un analogía entre el caso de España y la preparación a la mêlée. Antes de empezar esta acción de terreno (para ganar campo y demostrar lo que podemos y valemos) el árbitro canta la obligatoria frase de “crouch,touch,pause, engage” (flexión,toquen,paren,entren); pues nuestro país sigue el mismo paso salvo que se queda “pausado” ahí, en esa penúltima parte y no se atreve nunca a tirar adelante. Mira los otros pero con una mirada modesta, con miedo y sin atreverse a decir nada… pues así prefiere criticar a los que componen su equipo que actuar en bloque. Es triste, pero en vez de pedir nosotros los ciudadanos más explicaciones, compromisos y unidad a nuestro políticos entramos también en el juego retro-alimentado de la crítica soez que no sirve de nada. Ya os lo dije, el tonteísmo es contagioso, presérvense de él!

Anuncios

3 Respuestas a “ESPAÑA: El tonteísmo

  1. Hola
    Tienes más razón que un santo, y lo peor de todo (y triste) es que esta afección nos viene ya desde hace mucho, mucho tiempo. Este es el país de la pandereta, del chismorreo y de la envidia. Ojalá me equivoque, pero falta aun mucho tiempo para que, como dices, entremos la pelota en la melée, es decir, poco a poco asumamos la responsabilidad que tenemos en estos momentos tan duros. Tiene que ser la sociedad entera la que reaccione ante este poder financiero-económico global que controla todo el planeta, corruptos sin escrúpulos, que campan a sus anchas y, encima, nos quieren hacer creer en el fin de las ideologías desde su ideología única dominante (léase pensamiento único). A medio plazo soy pesimista, pero creo que al final conseguiremos desembarazarnos de esta apestosa plaga del neoliberalismo salvaje, y podamos optar por un mundo más justo.
    Saludos

    • Hola Juan,

      A medio plazo soy pesimista, pero creo que al final conseguiremos” pues, te voy a llamar optimista, jejeje… sí, esperemos que cambie. No obstante no creo que el cambio ocurra sin un verdadero movimiento general por parte del pueblo. Ya veremos lo que viene a ocurrir en estas semanas que llegan.

      • Sí, a ver qué pasa. De momento a ver si tenemos alguna buena noticia, porque últimamente vienen mala tras mala, y con esos políticos que tenemos que, o no se aclaran, o no quieren aclararse, pues sinceramente qué te voy a decir que no sepas. Hablo de Europa…aquí poco podrán hacer si en Europa nos dictan las “tareas”.
        Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s